13 de julio de 2011

Algunas veces no hay opciones y solo queda dejar ir algo para comenzar de nuevo... Y es que la vida también se compone de eso, llegadas y partidas de personas o de querencias, con parada en nuestra morada del corazón, aunque a veces se agujerea demasiado. FUERZA Y ESPERANZA, dos palabras poderosas en esos momentos.(Carina Farfán)


Me enseñaste tantas cosas, y asi te quedaron muchimas mas por enseñarme. Me quisiste como pocas madres lo hacen, y me hiciste ver que para ser una buena mama no hace falta ser perfecta, sino criar a tus hijos con todo el amor que uno les puede dar. Si fue mejor o  no no viene al caso,  te extraño todo los dias de mi vida y nunca va a ser lo mismo. Estoy orgullosa de lo que fuiste y de poder decir lo mucho que te amo mamá.  Hoy y siempre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario